Aceite de Krill Rojo 500mg Nature´s Bounty

35,95 €

03618

Producto nuevo

Aceite de Krill Rojo 500mg Nature´s Bounty

Complemento Alimentício que apoya a las funciones de Cerebro, Corazón y Visión.

Salud Cardíaca.

Modo de empleo:

Tomar de 1 a 2 perlas al día, preferentemente con una comida.

 

Presentación:

Bote de 40 perlas.

5 Artículos

Aceite de Krill Rojo 500mg Nature´s Bounty

El aceite de krill podría ser 48 veces más potente que el aceite de pescado. Esto significa que la cantidad de aceite de krill que se necesita es menor que la de aceite de pescado, El aceite de krill contiene fosfolípidos, así que las grasas omega 3 ya se encuentran en la forma necesaria para que el cuerpo pueda utilizarla. Esta bio-disponibilidad significa que el aceite de krill es absorbido mucho más rápido y cruza su barrera cerebro-sangre, por lo que es capaz de llegar a estructuras cerebrales muy importantes, 

 

El aceite de pescado se puede oxidar fácilmente y la oxidación conduce a la formación de radicales libres. El consumo de radicales libres aumenta aún más la necesidad de antioxidantes. El aceite de pescado no contiene muchos antioxidantes, mientras que el aceite de krill es rico en antioxidantes. El aceite de krill también contiene astaxantina, que probablemente es la proteína antioxidante más potente de la naturaleza - razón por la que es tan estable y tan resistente a la oxidación. El DHA se convierte en unas sustancias llamadas neuro-protectores. El Alzheimer está relacionado con una escasez de estos neuro-protectores. Las grasas constituyen la mayor parte del tejido cerebral. 

 

Ingredientes por perla:

  • 500 mg de aceite de krill rojo (200 mg fosfolípidos, 110 mg de ácidos grasos omega 3 (60 mg EPA y 27,5 mg DHA)).
  • 40 mcg de astaxantina.

 

Modo de empleo:

Tomar de 1 a 2 perlas al día, preferentemente con una comida.

 

Presentación:

Bote de 40 perlas.

Aviso:

Los productos aquí mostrados son suplementos nutricionales según lo establece la Directiva Europea 2002/46/CE sobre complementos alimenticios. Los suplementos alimenticios no tratan de sustituir una dieta equilibrada y variada, únicamente se presentan con el fin de complementar la ingesta de nutrientes de una dieta normal. La información descrita sobre los ingredientes puede no estar relacionada con el efecto final o los beneficios que este pueda realizar. Tampoco tratan, previenen, diagnostican o curan ninguna enfermedad, hechos atribuibles a los medicamentos, según define la Directiva Europea 2004/27/CE, de 31 de marzo, del Consejo y del Parlamento Europeo sobre medicamentos. Los productos no deben utilizarse como sustituto de una dieta o medicación y deben estar fuera del alcance de los niños. El consumo de los productos debe ser controlado por un profesional, ante cualquier duda, siempre consulte a su médico.

Productos relacionados