Salus Floradix Hierro + Vitaminas en Jarabe

14,95 €

Producto nuevo

Salus Floradix Hierro + Vitaminas

Ideal para épocas de decaimiento y astenia primaveral.

Presentación:

Formato de 250 y 500 ml.

5 Artículos

Salus Floradix Hierro + Vitaminas

Floradix es un complemento vitamínico 100% natural, compuesto de vitaminas, especias vegetales y zumo de fruta que pueden tomar desde los niños hasta los más mayores.

Floradix garantiza una abundante absorción de nutrientes vitales como: Hierro, vitamina B1, vitamina B2, vitamina B6 y vitamina C. Todos estos nutrientes se asimilan en el organismo sin provocar excitación, nerviosismo u otros efectos secundarios.

Floradix es un complemento de hierro orgánico en forma líquida y supone un complemento ideal, ya que contiene hierro bivalente, orgánicamente enlazado en forma de gluconato ferroso. El gluconato ferroso en forma líquida es ideal, pues el ácido glucónico del compuesto es más débil que el ácido clorhídrico del estómago, con lo que éste disocia fácilmente al ácido glucónico para liberar hierro elemental.

Floradix contiene vitamina C y una gama de vitaminas del grupo B que incrementan al máximo la absorción, además contiene extractos herbales que estimulan el proceso digestivo y jugos de frutas que garantizan una acidez gástrica apropiada para potenciar la tasa de absorción. Este grado de eficacia en la absorción es lo que hace que Floradix no provoque estreñimiento ysea el jarabe de hierro mejor tolerado. Su fórmula ha sido diseñada para satisfacer sobradamente la ingestión diaria recomendada en casos de mayores necesidades de hierro, comprobándose que eleva eficazmente las concentraciones de hemoglobina en sangre.

Floradix es ideal para embarazadas y es apto también para niños y vegetarianos, pues es un jarabe 100% de origen vegetal.

Indicaciones

Embarazo: Durante el embarazo las necesidades de hierro se duplican. Este oligoelemento es esencial para el transporte de oxígeno entre madre e hijo y para el desarrollo del cerebro del feto. Además, también es necesario para abastecer las reservas que utilizará el bebé en las primeras semanas después del parto.

Parto y lactancia: Después del alumbramiento y en el curso del puerperio, la joven madre pasa por un periodo en el que la demanda de hierro por parte de su organismo se acrecienta notablemente, dada la necesidad de equilibrar las pérdidas de sangre sufridas durante el parto, a lo que se suma el comienzo de la secreción de leche.

Menstruación: Una de las causas más comunes de la anemia y la deficiencia de hierro es el sangrado abundante durante la menstruación. Con la llegada de la pubertad, las jóvenes son propensas a sufrir carencias de hierro debido a la pérdida de sangre durante la menstruación, y esta propensión no desaparece hasta la menopausia. Es necesario reponer entre 15 y 20 mg de hierro por cada ciclo, pero si las menstruaciones son intensas las pérdidas de hierro pueden ser bastante mayores.

Postoperatorios.

Anemia ferropénica.

Cansancio y decaimiento generalizado.

Fases de crecimiento acelerado o estirones en niños y adolescentes.

Personas que realizan dietas con control de peso o vegetarianos: especialmente aquellas personas que siguen una dieta estricta para perder peso deben controlar que no decaigan sus niveles de vitaminas y minerales. Los vegetarianos también necesitan protegerse contra una carencia de hierro ya que su dieta (sin carne) suele ser siempre pobre en este mineral.  

Atletas: Las personas que practican deporte de forma habitual e intensa, conocen la importancia que el hierro tiene en su alimentación diaria. Con cada litro de sudor, se pierden entre 0,5 y 1,5 mg de hierro. Si la ingesta diaria recomendada es de alrededor de 11 mg, un deportista habría perdido una importante cantidad de hierro al finalizar su entrenamiento. A lo que hay que sumar el abundante aporte de oxígeno a todas las células que el deporte requiere, lo que provoca una mayor intensidad en la rotación de los glóbulos rojos y un mayor desgaste de los mismos.

Los atletas saben bien que tener un número elevado de glóbulos rojos en sangre es esencial para el intercambio de oxígeno y para poder rendir en los entrenamientos y competiciones.

Composición

Extracto acuoso de zanahorias, ortigas, espinacas, raíces de grana, raíces de angélica, hinojo, algas marinas, flores de hibisco, corteza de naranja. Contenido de frutas de pera, uva negra, grosella negra, naranja,limón, zarzamora, cerezas y remolacha. Extracto de levadura Saccharomyces cerevisiae, miel, gluconato ferroso, extracto de germen de trigo, vitaminas C, B1, B2, B6, B12, extracto de escaramujo y esencias naturales.

Todas materias primas de las que está compuesto floradix son de origen natural. Está elaborado con la mejor calidad de vitaminas naturales, hierbas medicinales y zumos de frutas recolectados en su óptimo punto de maduración.

Floradix está exento de derivados de origen animal, aditivos sintéticos, conservantes químicos o colorantes artificiales, y no contiene alcohol ni lactosa. Es apto para vegetarianos.

Forma de uso

Adultos y mujeres en periodo de lactancia: tomar 10 ml media hora antes del desayuno y de la cena.
Mujeres embarazadas y puérperas: tomar 20 ml media hora antes del desayuno y de la cena.
Niños de 6 a 12 años: tomar 5 ml media hora antes del desayuno y de la cena.
Niños de 1 a 5 años: tomar una vez al día 5 ml media hora antes del desayuno.

El hierro es un nutriente difícil de obtener directamente de los alimentos, porque se encuentra en cantidades muy pequeñas y, además, no todo es absorbible por el organismo. Conviene ingerirlos antes del desayuno, ya que su absorción se ve facilitada con el estómago vacío, y mejor aún si se acompañan de zumo de naranja, porque la vitamina C favorece la conservación del hierro e incrementa la absorción.

Presentación:

Formato de 250 y 500 ml.

Aviso:

Los productos aquí mostrados son suplementos nutricionales según lo establece la Directiva Europea 2002/46/CE sobre complementos alimenticios. Los suplementos alimenticios no tratan de sustituir una dieta equilibrada y variada, únicamente se presentan con el fin de complementar la ingesta de nutrientes de una dieta normal. La información descrita sobre los ingredientes puede no estar relacionada con el efecto final o los beneficios que este pueda realizar. Tampoco tratan, previenen, diagnostican o curan ninguna enfermedad, hechos atribuibles a los medicamentos, según define la Directiva Europea 2004/27/CE, de 31 de marzo, del Consejo y del Parlamento Europeo sobre medicamentos. Los productos no deben utilizarse como sustituto de una dieta o medicación y deben estar fuera del alcance de los niños. El consumo de los productos debe ser controlado por un profesional, ante cualquier duda, siempre consulte a su médico.

Productos relacionados