Acéite de Orégano Silvestre Solagar 60 Perlas

25,50 €

172029

Producto nuevo

Aceite de Orégano Silvestre de Solgar es un complemento alimenticio con propiedades antibacterianas, antiparasitarias y antifúngicas.

2 Artículos

Advertencia: ¡Últimos artículos en stock!

Los componentes fenólicos presentes en el orégano, carvacrol y timol principalmente, son los principales responsables de las propiedades beneficiosas de esta planta en el organismo. El aceite de orégano silvestre (Origanum vulgare), como el que ofrece Solgar, es más rico en componentes fenólicos y aceites volátiles que otras variedades. El aceite es extraído mediante el prensado de las hojas, en un proceso que no requiere solventes y se presenta en una base de aceite de oliva para evitar cualquier irritación de la membrana mucosa que si podría producir el aceite de orégano puro (sin mezclar).


El aceite de orégano tiene propiedades antibacterianas, antiparasitarias y antifúngicas. Se emplea en el tratamiento de gripes, resfriados, asma y bronquitis por sus propiedades expectorantes, estimulantes de la sudoración y antitusivas. También es estimulante de los procesos digestivos, alivia las migrañas, sobre todo las de origen nervioso, y es ligeramente diurético.

Ingredientes activos por perla:

  • 175 mg de mezcla de aceite de orégano silvestre (17,5 mg de aceite de orégano).

Modo de empleo:

Tomar 1 perla al día con una comida.

Presentación:

Bote de 60 perlas.



Aviso:

Los productos aquí mostrados son suplementos nutricionales según lo establece la Directiva Europea 2002/46/CE sobre complementos alimenticios. Los suplementos alimenticios no tratan de sustituir una dieta equilibrada y variada, únicamente se presentan con el fin de complementar la ingesta de nutrientes de una dieta normal. La información descrita sobre los ingredientes puede no estar relacionada con el efecto final o los beneficios que este pueda realizar. Tampoco tratan, previenen, diagnostican o curan ninguna enfermedad, hechos atribuibles a los medicamentos, según define la Directiva Europea 2004/27/CE, de 31 de marzo, del Consejo y del Parlamento Europeo sobre medicamentos. Los productos no deben utilizarse como sustituto de una dieta o medicación y deben estar fuera del alcance de los niños. El consumo de los productos debe ser controlado por un profesional, ante cualquier duda, siempre consulte a su médico.

Productos relacionados