Cómo revertir los depósitos de calcio en las arterias coronarias (Artereoesclerosis)

En: - WiKiMAMICA En: Comentario: 0 Golpear: 69

Cómo revertir los depósitos de calcio en las arterias coronarias

 

Resultado de imagen de aterosclerosis

Qué es

Las arterias son vasos sanguíneos que se encargan de llevar la sangre rica en oxígeno al corazón y a otras partes del cuerpo.

Cuando los revestimientos interiores de estas arterias se llenan de grasa, colesterol y otras sustancias que van formando una placa que las obstruye, aparece la ateroesclerosis.  

Al formarse esta placa, la pared de la arteria aumenta y pierde su elasticidad. Uno de los problemas que presenta esta enfermedad es que tiende a desarrollarse con bastante rapidez. La ateroesclerosis afecta a las arterias tanto medianas como grandes.

Causas

A medida que el organismo envejece, el endurecimiento de las arterias se convierte en algo común entre los pacientes: las placas se acumulan y estrechan las arterias, haciéndolas, además, más rígidas.

Los coágulos pueden formarse en estas arterias estrechas y bloquear el flujo de sangre, pero, también, se pueden desprender fragmentos de placa y desplazarse a otros vasos más pequeños e impedir el paso de la sangre y del oxígeno.

Aunque no se conocen las causas exactas de esta enfermedad hay algunas circunstancias que pueden convertirse en factores de riesgo y provocar la aparición de esta afección, como son:

  • Fumar.
  • Niveles de colesterol y triglicéridos altos
  • Hipertensión arterial.
  • Obesidad.
  • Sedentarismo.
  • Realizar comidas con alto porcentaje de grasas saturadas.

Otro factor de riesgo, pero menos decisivo a la hora de desarrollar ateroesclerosis, es tener algún familiar de primer grado que haya padecido esta enfermedad a una edad temprana.

Los hombres son más proclives a padecer ateroesclerosis; en cambio, cuando las mujeres alcanzan el estado de la menopausia, el riesgo se iguala entre hombres y mujeres.

Cómo revertir los depósitos de calcio en las arterias coronarias

  Resultado de imagen de aterosclerosis

La aterosclerosis, también conocida como endurecimiento de las arterias, es el progresivo estrechamiento y endurecimiento de las arterias por calcificación. La principal causa es una grave deficiencia de vitaminas y otros nutrientes esenciales en las células de las paredes vasculares. Esta deficiencia conduce a la inestabilidad de las paredes, a lesiones y grietas, a los depósitos de calcio y, eventualmente, a los ataques cardíacos o accidentes cerebro vasculares. Con el fin de prevenir la aterosclerosis y ayudar a reparar el daño de las paredes de las arterias, se deben incorporar los nutrientes esenciales a la dieta.

 

 

Resultado de imagen de aterosclerosis

 

Debes tomar conciencia de tu condición y aprender lo que puedes hacer al respecto. El conocimiento puede ser un arma poderosa si se utiliza adecuadamente.

 

Imagen relacionada

Deja de hacer las cosas que te están haciendo daño y causando la afección, como comer los alimentos inadecuados, fumar y beber alcohol en exceso. Los ejemplos de los alimentos que debes evitar son: los perros calientes, las hamburguesas, los alimentos fritos, el azúcar, los helados, los batidos con alto contenido graso y las patatas fritas. También evita los alimentos que contengan aceites hidrogenados o parcialmente hidrogenados, como la barra de margarina.

 

Comienza a realizar las cosas que necesitas hacer para prevenir la calcificación de las arterias y eventualmente revertir esta tendencia abriendo las arterias mediante la eliminación de la calcificación. La ingesta de alimentos saludables bajos en colesterol y grasas saturadas y la realización de ejercicios de manera regular son fundamentales para prevenir nuevas calcificaciones y eventualmente para eliminar la calcificación y la apertura de las arterias. Debes comer alimentos tales como: vegetales de hojas verdes, cebollas y ajo, maní, nueces y almendras, aceite de oliva y aceite de canola, salmón, caballa y frutas frescas, para nombrar sólo algunos. Además, las personas tienden a subestimar los efectos del ejercicio. Debes tratar de hacer de 30 a 45 minutos de ejercicio todos los días y al menos 20 minutos deben ser de un vigoroso ejercicio aeróbico.

 

Establece un plan dietario para reparar y reponer las células de las paredes de las arterias. Las vitaminas, los aminoácidos y los oligoelementos como la vitamina C, la vitamina E, el beta-caroteno, la lisina, la prolina y otros son necesarios para reparar los daños. Los alimentos que ingieras necesitan ser ricos en estos elementos. Prueba alimentos como las frutas frescas y vegetales, las nueces, el pescado, los frijoles, los zumos de fruta fresca, los productos lácteos bajos en grasas con moderación, los aceites no saturados como la canola y el aceite de oliva, los panes de granos integrales y la pasta.

 

Mejora tu plan dietario con suplementos. Por ejemplo, es bien sabido que las grandes dosis de vitamina C son muy beneficiosas para prevenir y revertir la aterosclerosis. También son necesarias grandes cantidades de antioxidantes como co-Q10, un suplemento antioxidante comprobado que ofrece enormes beneficios para desbloquear las arterias. Un complejo de vitaminas C, E, A, beta-caroteno y vitamina B mejora las funciones celulares y facilita su curación. El aceite de pescado combate el desarrollo de la placa. La L-arginina promueve el tejido cardiovascular saludable. La fosfatidilcolina combate la formación de coágulos sanguíneos, mejora el funcionamiento de la membrana celular y la resistencia a la insulina. El ajo actúa como antiinflamatorio, reduce la presión arterial y el colesterol y reduce el espesor de las paredes de las arterias. La vitamina K 2 mejora la densidad ósea y contrarresta el daño arterial. (Revertir enfermedades del corazón, Parte 2 por Linda Sue Anderson).

 

Establece una rutina de ejercicios diarios. El ejercicio físico es un elemento clave de tus esfuerzos para evitar un daño mayor a las arterias y para revertir la tendencia y desbloquear tus arterias. Sin el ejercicio, tus esfuerzos serán en vano. El objetivo es realizarlos durante 30 o 40 minutos cada día y hacer por lo menos 20 minutos de intenso ejercicio aeróbico cada día. Puedes aumentar gradualmente el tiempo de este nivel, pero tienes que empezar y continuar con la rutina de ejercicios o tu condición no mejorará.

 

 

Escrito por Drew Nelson

Revisado por:

Jorge López

Técnico Neurópata colegiado

Nutricionista y Entrenador Personal (FPEF)

Universidad Europea Miguel de Cervantes

Universidad de Nebrija

 

 

Aviso:

Este blog no está destinado a ofrecer diagnóstico, tratamiento o consejo médico. El contenido provisto en este blog es para propósitos informativos únicamente. Por favor consulte a su médico u otro profesional de la salud con respecto a cualquier diagnóstico y tratamiento médico relacionado con la salud. Las informaciones presentadas en este blog no deben considerarse como un sustituto del consejo médico profesional. Las declaraciones hechas a lo largo de este blog con respecto a productos específicos, no tienen como objetivo diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

La información y declaraciones hechas son para fines educativos y no tienen la intención de reemplazar el consejo de su médico. Herboristería de Mamica no dispensa consejos médicos, prescribe o diagnostica enfermedades. Las opiniones y consejos nutricionales expresados ​​por Herboristería de Mamica no pretenden ser un sustituto del servicio médico convencional. Si tiene una condición médica grave o preocupación por su salud, consulte a su médico.

comentarios

Deje su comentario