Complementos Alimenticios (Suplementos nutricionales)

Se define la suplementación como el aporte de sustancias nutricionales complementarias a la dieta (de ahí el nombre de complementos o suplementos alimenticios) con el fin de mantener una buena salud, así como para prevenir o tratar enfermedades.

Dichas sustancias pueden ser desde nutrientes como las vitaminas conocidas por todo el mundo, a los m...

Se define la suplementación como el aporte de sustancias nutricionales complementarias a la dieta (de ahí el nombre de complementos o suplementos alimenticios) con el fin de mantener una buena salud, así como para prevenir o tratar enfermedades.

Dichas sustancias pueden ser desde nutrientes como las vitaminas conocidas por todo el mundo, a los minerales, los ácidos grasos omega-6 y omega-3 (extraídos de plantas como la onagra y también de aceites de pescado), los aminoácidos que son la base de las proteínas, así como sustancias que denominamos fitoquímicos o fitonutrientes (por ejemplo, el licopeno del tomate o las isoflavonas de la soja) e incluso plantas como la alfalfa o las algas, entre otras.

¿Pueden los suplementos alimenticios sustituir a los alimentos?

No. Como antes mencionaba los suplementos serán un complemento, un apoyo a una dieta correcta. Siempre debemos tener como objetivo una dieta equilibrada y, a partir de ahí, podemos plantearnos suplementar según las necesidades específicas de cada persona.

¿Qué beneficios nos pueden aportar los distintos suplementos?

Por ejemplo, las vitaminas tienen múltiples funciones en el organismo y, a medida que la ciencia avanza, cada vez se descubren nuevas funciones. Algunas vitaminas contribuyen a reacciones químicas especificas en el cuerpo, como liberar la energía de los alimentos o descomponer las moléculas de grasa.

Otras vitaminas protegen a las células frente al daño oxidativo de los radicales libres, que puede ser el origen o la causa del empeoramiento de algunas enfermedades.

Los minerales no sólo forman parte de la estructura de los huesos y tejidos, también son componentes fundamentales de las enzimas que regulan la química del organismo. Las vitaminas B, que contribuyen a conformar la estructura de tantas enzimas, no son tan eficaces sin el magnesio o el zinc, que también son necesarios para muchas de las mismas enzimas. Los minerales son indispensables para que los glóbulos rojos transporten el oxígeno a las células, el corazón lata y las enzimas protejan a los tejidos y los desintoxiquen de contaminantes.

Los aminoácidos son los “ladrillos” componentes de las proteínas. En realidad, nuestras necesidades diarias de proteína son básicamente para el aporte de dichos aminoácidos. Estos se clasifican en “esenciales” o “no esenciales”. Los aminoácidos esenciales (isoleucina, leucina, valina, histidina, metionina, lisina, fenilalanina, treonina y triptófano) no pueden ser fabricadas por el organismo y deben ser aportadas en la dieta o en caso contrario pueden producir trastornos en la salud.

Los aminoácidos no esenciales son también necesarios para la salud pero pueden ser producidos en el organismo a partir de los aminoácidos esenciales. Ambos, esenciales y no esenciales, participan en la producción de hormonas, enzimas, anticuerpos, neurotransmisores (mensajeros químicos) y transportadores de nutrientes.

Los ácidos grasos Omega-6 y Omega-3, como el gamma-linoleico (GLA) y el eicosapentaenoico (EPA) entre otros, también denominados ácidos grasos esenciales, son sustancias naturales que se encuentran en los aceites vegetales y de pescado.

Pueden asociarse a las vitaminas y minerales en la prevención y tratamiento de las enfermedades, así como para un envejecimiento saludable. Por ejemplo, favorecen la disminución de los altos niveles sanguíneos de colesterol y el riesgo de formación de coágulos. Pueden ser de ayuda en casos de eczema atópico, asma, hipertensión, artritis, psoriasis, problemas menstruales, etc.

Suplementos alimenticios como la fibra o los probióticos, ayudan a regular la evacuación intestinal, apoyan una flora intestinal saludable y colaboran en las dietas de control de peso.

Los miembros del reino vegetal como las hierbas, los vegetales, las legumbres, las frutas, los frutos secos y las semillas contienen miles de diferentes compuestos químicos (fitoquímicos), muchos de ellos podrían clasificarse como fitonutrientes (por ejemplo, la clorofila, las isoflavonas, la curcumina, etc.).

A pesar de no encontrarse dentro de la clasificación de nutrientes esenciales para los humanos, cada vez son más los estudios que confirman las sorprendentes propiedades de los fitoquímicos en la promoción de la salud y en la prevención y/o tratamiento de las enfermedades (como el cáncer, las enfermedades cardíacas, la artritis, los desarreglos inmunes, etc.).

Al igual que los extractos herbarios clásicos serán muy útiles combinados con los suplementos nutricionales habituales para alcanzar con éxito nuestra meta: la salud.

Tras esta explicación debemos entender que los nutrientes trabajan sinérgicamente, esto es, en equipo. Esto significa que colaboran entre ellos, y que incluso depende unos de otros para lograr su máxima eficacia de acción.

La corrección de la deficiencia de un nutriente requiere la adicción de otros, no tan sólo la reposición del que esté en carencia. Esto es por lo que tomar un nutriente de forma individual puede ser poco efectivo y porqué siempre se aconseja tomar un preparado balanceado de vitaminas y minerales (multinutriente, popularmente conocido como “multivitamínico“) junto a cualquier suplemento individual.

En definitiva, la mejor respuesta a qué es la suplementación sería esta: una herramienta muy útil para mantener, apoyar y optimizar nuestra salud.

Aviso:

Los productos aquí mostrados son suplementos nutricionales según lo establece la Directiva Europea 2002/46/CE sobre complementos alimenticios. Los suplementos alimenticios no tratan de sustituir una dieta equilibrada y variada, únicamente se presentan con el fin de complementar la ingesta de nutrientes de una dieta normal. La información descrita sobre los ingredientes puede no estar relacionada con el efecto final o los beneficios que este pueda realizar. Tampoco tratan, previenen, diagnostican o curan ninguna enfermedad, hechos atribuibles a los medicamentos, según define la Directiva Europea 2004/27/CE, de 31 de marzo, del Consejo y del Parlamento Europeo sobre medicamentos. Los productos no deben utilizarse como sustituto de una dieta o medicación y deben estar fuera del alcance de los niños. El consumo de los productos debe ser controlado por un profesional, ante cualquier duda, siempre consulte a su médico.

Los resultados pueden variar. La información y declaraciones hechas son para fines educativos y no tienen la intención de reemplazar el consejo de su médico. Herboristería de Mamica no dispensa consejos médicos, prescribe o diagnostica enfermedades. Las opiniones y consejos nutricionales expresados ​​por Herboristería de Mamica no pretenden ser un sustituto del servicio médico convencional. Si tiene una condición médica grave o preocupación por su salud, consulte a su médico.

Más

Complementos Alimenticios (Suplementos nutricionales) 

There are 520 products.

Subcategorías

Aminoácidos
Aminoácidos

Los aminoácidos son compuestos orgánicos que se combinan para formar proteínas. Los aminoácidos y las proteínas son los pilares fundamentales de la vida.

Cuando las proteínas se digieren o se descomponen, los aminoácidos se acaban. El cuerpo humano utiliza aminoácidos para producir proteínas con el fin de ayudar al cuerpo a:

  • Descomponer los alimentos
  • Crecer
  • Reparar tejidos corporales
  • Llevar a cabo muchas otras funciones corporales

El cuerpo también puede usar los aminoácidos como una fuente de energía.

Los aminoácidos se clasifican en tres grupos:

  • Aminoácidos esenciales
  • Aminoácidos no esenciales
  • Aminoácidos condicionales

AMINOÁCIDOS ESENCIALES

  • Los aminoácidos esenciales no los puede producir el cuerpo. En consecuencia, deben provenir de los alimentos.
  • Los 9 aminoácidos esenciales son: histidina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, fenilalanina, treonina, triptófano y valina.

AMINOÁCIDOS NO ESENCIALES

  • No esencial significa que nuestros cuerpos producen un aminoácido, aun cuando no lo obtengamos de los alimentos que consumimos.
  • Los aminoácidos no esenciales incluyen: alanina, asparagina, ácido aspártico y ácido glutámico.

AMINOÁCIDOS CONDICIONALES

  • Los aminoácidos condicionales por lo regular no son esenciales, excepto en momentos de enfermedad y estrés.
  • Los aminoácidos condicionales incluyen: arginina, cisteína, glutamina, tirosina, glicina, ornitina, prolina y serina.

Usted no necesita ingerir aminoácidos esenciales y no esenciales en cada comida, pero es importante lograr un equilibrio de ellos durante todo el día. Una dieta basada en un solo producto no será adecuada, pero ya no nos preocupamos por emparejar proteínas (como con los frijoles y el arroz) en una sola comida. En lugar de esto ponemos atención en qué tan adecuada es la dieta en general durante todo el día.

¿Que son los aminoácidos?

El cuerpo humano se compone en un 20 por ciento de proteínas. Las proteínas juegan en casi todos los procesos biológicos un papel clave. Los aminoácidos son la base de las de las proteínas.

Dado que gran parte de nuestras células, músculos y tejidos están compuestos por aminoácidos, éstos forman parte de numerosas funciones importantes en nuestro cuerpo: los aminoácidos confieren a la célula no sólo su estructura, sino que también son responsables del transporte y el almacenamiento de toda clase de nutrientes de vital importancia. Los aminoácidos influyen en las funciones de órganos, glándulas, tendones o arterias. Son esenciales en la curación de heridas y reparación de tejidos, especialmente músculos, huesos, piel y cabello, así como en la eliminación de los impactos negativos que se asocian a trastornos metabólicos de todo tipo.

Aumenta la importancia de los aminoácidos para el bienestar humano

Tal y como informa, por ejemplo, Meirion Jones, un conocido periodista de la BBC, se sabe que muchos médicos, contrariamente a la opinión de hace unos años, piensan que el suministro de aminoácidos en forma de suplementos dietéticos puede tener efectos positivos en el organismo humano.

Jones y Erdmann explicó en un artículo el cambio en la opinión médica de la siguiente manera: «Por desgracia, en el ritmo de vida actual intervienen multitud de factores que afectan a nuestro organismo y que hacen que no consiga suministrarse de forma completa y equilibrada. Estos factores incluyen los impactos ambientales negativos tales como la quema de combustibles fósiles, las hormonas incluidas en la alimentación para animales de consumo, el uso intensivo de fertilizantes en la agricultura y no menos importante, hábitos como fumar y beber alcohol. Aún peor es la pérdida de nutrientes en los alimentos durante su procesamiento, es decir, desde el momento de la cosecha hasta nuestros platos. Al suministrar al cuerpo los nutrientes y aminoácidos que necesita, estamos ayudando a reponer las pérdidas de nutrientes y por lo tanto contribuir al bienestar y la vitalidad.»1

En Alemania, un estudio actual de la DAK (compañía alemana de seguros médicos) ha llegado a la conclusión de que en particular, las personas mayores sufren cada vez más de desnutrición, «la ausencia en el cuerpo de un mínimo de energía y nutrientes, hace que el organismo no pueda mantener sus funciones físicas y mentales. Sin las vitaminas, las proteínas (aminoácidos), oligoelementos y minerales necesarios para subsistir, el organismo se debilita y aparecen trastornos metabólicos que conllevan graves complicaciones.»  

La reserva de aminoácidos ha de ser correcta

Jones es de la opinión de que casi todas las enfermedades de la civilización son el resultado de un desequilibrio en el metabolismo. Para conseguir un metabolismo equilibrado es fundamental tener una reserva necesaria de aminoácidos.

Se entiende por reserva de aminoácidos a la cantidad total de aminoácidos disponibles en el organismo humano. El tamaño de esta reserva en un hombre adulto es de 120 a 130 gramos. Si tomamos las proteínas de la alimentación éstas se descompondrán en el tracto gastrointestinal en aminoácidos individuales y se unirán para convertirse en nuevas proteínas. Estos complejos procesos bioquímicos se llaman síntesis de proteínas. De tres a cuatro veces al día se renueva la reserva de aminoácidos – este proceso es conocido coloquialmente como «intercambiar». El organismo por lo tanto, debe añadir siempre nuevos aminoácidos, parcialmente a través de la  biosíntesis de proteínas, en parte a través de la dieta y en parte tomando suplementos dietéticos adecuados.

El objetivo es que la reserva de aminoácidos se mantenga completamente en todo momento y en la combinación correcta. En el caso de que no se encuentren a disposición del organismo uno o más aminoácidos en la cantidad suficiente, entonces la formación de proteínas se debilitará y las funciones del metabolismo podrían verse limitadas.

No sólo para las personas mayores, sino también para los más jóvenes es importante: una cantidad insuficiente de nutrientes pueden tener consecuencias negativas para la salud, tales como problemas de peso, caída del cabello, problemas de piel, insomnio, cambios de humor, disfunción eréctil, además de artritis, diabetes u otros problemas cardiovasculares (colesterol alto, presión arterial alta) y síntomas de la menopausia.

Antioxidantes
Antioxidantes

Los antioxidantes son sustancias que protegen las células de los efectos de los radicales libres. Los radicales libres son moléculas producidas cuando el cuerpo degrada los alimentos o por la exposición ambiental.

¿Cómo ayudan los antioxidantes al organismo?

Los antioxidantes neutralizan el estrés oxidativo causado por los radicales libres y nos ayudan a combatir enfermedades, así como a evitar la aparición temprana de arrugas.

Los antioxidantes ofrecen una serie de beneficios para la salud y se han promocionado como una posible prevención de enfermedades, que van desde el cáncer hasta la enfermedad de Alzheimer. Las investigaciones sugieren que los antioxidantes, de hecho, pueden ser eficaces en la prevención de un gran número de enfermedades relacionadas con la edad. ¿Cómo ayudan los antioxidantes al organismo?
Los antioxidantes están presentes en frutas y verduras frescas, así como cereales integrales. Las frutas y verduras que tienen colores distintivos luminosos como los tomates rojos, los arándanos púrpura, el maíz amarillo y las zanahorias anaranjadas, son ricas en antioxidantes.

Algunas de las vitaminas, minerales y compuestos en los alimentos tienen propiedades antioxidantes. Las vitaminas A, C y E se encuentran entre los más conocidos, como son el beta-caroteno, licopeno y selenio. Algunos alimentos que contienen grandes cantidades de antioxidantes son:

  • Zanahorias
  • Vegetales de hojas verdes como la col rizada, coles y espinacas
  • Bayas, cerezas y uvas
  • Té verde
  • Las frutas cítricas
  • Manzanas y peras

¿Cómo combaten el estrés oxidativo y los radicales libres los antioxidantes?

A medida que envejecemos, los tejidos del cuerpo sufren de estrés oxidativo debido al proceso de oxidación. La oxidación se produce cuando las moléculas que se encuentran dentro de nuestro cuerpo pierden electrones de las moléculas cargadas eléctricamente de oxígeno en nuestro torrente sanguíneo. Estas moléculas de oxígeno con carga eléctrica se le llaman los radicales libres y tienen el potencial de causar daños en el ADN celular. Con el tiempo, el daño puede ser irreversible y conducir a alguna enfermedad.

La oxidación es un proceso natural que nos ocurre a todos. Dado a que es natural, una dieta rica en antioxidantes es necesaria para mantener bajos niveles de radicales libres en nuestro cuerpo y seguir teniendo una buena salud. Mientras más radicales libres se acumulen en tu cuerpo, más estrés oxidativo vas a sufrir.

A medida que envejecemos, las defensas naturales del cuerpo contra la oxidación, los radicales libres y el estrés oxidativo se vuelven menos eficaces. Es por eso que los investigadores creen que un alto nivel de antioxidantes en la dieta puede prevenir muchas enfermedades relacionadas con la edad.

Ciertos comportamientos pueden aumentar la cantidad de radicales libres en nuestro cuerpo. Fumar, beber y tomar el sol pueden causar aumentos peligrosos en la producción de los radicales libres en el cuerpo. Otros factores que pueden aumentar la producción de los radicales libres son la contaminación ambiental, la infección y la exposición a sustancias tóxicas o radiación.

Beneficios de los antioxidantes para la salud

Los antioxidantes benefician nuestra salud mediante la limpieza de los radicales libres de nuestro torrente sanguíneo. Tienen una amplia gama de beneficios para la salud y algunos estudios han demostrado que los antioxidantes pueden llegar a reducir los signos de envejecimiento, minimizando las arrugas y la preservación de la textura de la piel. Incluso pueden proteger nuestra piel del daño solar y reducir la incidencia de las quemaduras solares.

Aunque los antioxidantes no son probados para tratar cualquier condición, diversas investigaciones han demostrado que los antioxidantes también han sido empleados y han resultado efectivos en la prevención de algunas enfermedades degenerativas relacionadas con la edad, incluyendo:

  • Cáncer
  • La enfermedad cardiovascular
  • El deterioro cognitivo
  • Disfunción inmune
  • Las cataratas
  • La degeneración muscular
  • La enfermedad de Alzheimer

Sin embargo, hay que tener en cuenta que cada persona reacciona de diferente manera y los antioxidantes no siempre resultan ser efectivos.

Diferentes antioxidantes benefician distintas partes del cuerpo. Por ejemplo, el beta caroteno que se encuentra en las zanahorias puede ayudar a mantener la salud ocular. El licopeno presente en el tomate, por su parte, puede contribuir a la salud de la próstata. Los flavonoides encontrados en el té, el cacao y el chocolate son buenos para el corazón, mientras que las proantocianidinas que se encuentran en los arándanos y las manzanas pueden ayudar en el mantenimiento de las vías urinarias.

Con el fin de asegurar que obtienes la suficiente cantidad de antioxidantes en tu dieta diaria se recomienda comer una dieta variada, con al menos cinco porciones de frutas y verduras por día y de entre seis a once porciones de granos, incluyendo por lo menos tres porciones de granos enteros.

Aviso:

Los productos aquí mostrados son suplementos nutricionales según lo establece la Directiva Europea 2002/46/CE sobre complementos alimenticios. Los suplementos alimenticios no tratan de sustituir una dieta equilibrada y variada, únicamente se presentan con el fin de complementar la ingesta de nutrientes de una dieta normal. La información descrita sobre los ingredientes puede no estar relacionada con el efecto final o los beneficios que este pueda realizar. Tampoco tratan, previenen, diagnostican o curan ninguna enfermedad, hechos atribuibles a los medicamentos, según define la Directiva Europea 2004/27/CE, de 31 de marzo, del Consejo y del Parlamento Europeo sobre medicamentos. Los productos no deben utilizarse como sustituto de una dieta o medicación y deben estar fuera del alcance de los niños. El consumo de los productos debe ser controlado por un profesional, ante cualquier duda, siempre consulte a su médico.

Los resultados pueden variar. La información y declaraciones hechas son para fines educativos y no tienen la intención de reemplazar el consejo de su médico. Herboristería de Mamica no dispensa consejos médicos, prescribe o diagnostica enfermedades. Las opiniones y consejos nutricionales expresados ​​por Herboristería de Mamica no pretenden ser un sustituto del servicio médico convencional. Si tiene una condición médica grave o preocupación por su salud, consulte a su médico.

por página
17,95 €

L-Glutation 50 mg presentado en envases de 30 cápsulas de Solgar compuesto por L-Cisteina, ácido L- Glutámico y Glicina. APTO PARA VEGANOS · KOSHER Complemento alimenticio para adultos, tomar una (1) cápsula vegetal al día entre comidas, con zumo o agua o según indicación de un especialista. No debe superarse la dosis diaria expresamente recomendada para...

22,95 €

Complemento alimenticio a base de olivo, cacao, espino blanco y péptidos de origen marino. El olivo ayuda a mantener una presión sanguínea normal.

32,45 €

Night Slow Caseina (Proteina absorción lenta) de Megaplus PROTEÍNA DE ABSORCIÓN LENTA + GABA + TRIPTÓFANO. ANTI-CATÁBOLICO ideal tanto para deportistas como para dietas de control de peso. Seleccione Sabor y Tamaño

21,90 €

Artioptim cápsulas Producto con una formulación única. Contiene 10 ingredientes activos de reconocida actividad 60 cápsulas de 685 mg

24,90 €

Artiskin con 133mg de Ácido Hialurónico - 30 Comprimidos Ácido Hialurónico puro en alta concentración (133mg), Colágeno y Vitamina C.  Previene el efecto degenerativo,  producido por la edad , como consecuencia del desgaste de las articulaciones debido a su exposición intensa a la práctica deportiva.

11,95 €

FUCOXAN - 30 cap. Suso tradicional como ayuda Antigrasa abdominal.Extracto de algas marrones rico en fucoxanthin. (Fucoxantina).RECOMENDACIÓN DE CONSUMO: 1 cápsula 3 veces al día. Tomar con las comidas y con un gran vaso de agua.

19,95 €

Xana Burn de Herbofarm es un complemento alimenticio que aumenta la actividad metabólica favoreciendo la pérdida de peso.

26,70 €

Rhodiola Complex® de Natysal (Formato de 30 ó 60 cápsulas) Es un complemento dietético pensado para solucionar los problemas que se refieren a la vida diaria como son el estrés, los nervios, la ansiedad, la depresión, el trato afectivo, etc.

13,30 €

OREGAMAR Aceite de orégano MARNYS® con aceite puro de oregano Bio y aceite de oliva, en capsulas. A diferencia de otras especies de orégano, la especie Origanum minutiflorum destaca por su alto contenido en carvacrol, siendo ésta la característica de elección en la formulación del producto, ya que se usa como aditivo alimentario para evitar la...

Showing 1 - 9 of 520 items